Compras para el primer bebé

Cuando esperas tu primer hijo comienza una aventura maravillosa en la que tu mundo se centra en que todo sea perfecto para la llegada del que será sin duda el amor de tu vida. Las mamás primerizas viven de una forma especial cada cambio en su cuerpo y en el de su bebé.  Todo es nuevo y eso es ¡alucinante! Se puede dar el caso de que tu bebé sea el primero de la familia y tengas que comprarlo prácticamente todo (eso me pasó a mi, poco pude aprovechar de familiares y amigos), o puede que tengáis la suerte de contar con gente que os pueda prestar desde ropa hasta mobiliario para vuestro primer bebé.  Sea como sea, es importante pensar qué vais a necesitar y qué tener preparado para su llegada.

Cuando esperaba a Alejandro, recuerdo que buceé en multiples páginas buscando la lista ideal y práctica que me diera ideas sobre qué comprar,  dónde,  en qué momento,…. me fue tan útil todo lo que leí, que ahora  me gustaría devolver a mis futuras mamis primerizas mi experiencia, de una forma práctica y personal (a modo orientativo),  sobre qué preparar en casa.

Compras embarazo

Sigue leyendo

¡¡Viene el bebé!!: cómo organizar el armario

Una de las primeras tareas ante la llegada de un bebé es la de preparar el que será su armario. La razón es muy sencilla: es lo único que vamos a empezar a usar antes de que podamos dar la bienvenida a casa a nuestro peque, ya que compraremos, nos regalarán y prestaran todo tipo de ajuar infantil (toallas, sábanas, ropita, baberos, …) que tendremos que guardar con esmero sobre todo para que nos entre y resulte práctico.

OK

Este tema responde a la insistente petición de mi amiga Lidia, una de las preñis que me rodean. Tiraré de memoria porque hace tiempo que lo hice. La idea que tenéis que tener clara es que lo ideal es tener lo más necesario a mano y saber dónde colocar cada cosa. Al principio, tendremos tiempo de tenerlo todo ordenadito, pero en cuanto te incorporas al trabajo, los días son muy cortos, y si os habéis acostumbrado a guardar las cositas con un orden determinado todo es más cómodo y llevadero.

Como todo, depende del espacio que tengáis en la habitación y cómo lo vais a distribuir. En mi caso, sólo podía contar con espacio para un armario doble, cuna y bañera-cambiador (plegable). Si tenéis menos espacio podeis optar por ejemplo por una cómoda con bañera y cambiador (aunque, personalmente, no me gustan nada, las veo incómodas como bañera: tienes que coger peso para llenarlas y vaciarlas de agua, cuando el peque empiece a chapotear lo pondrá todo perdido, incluido el propio mueble, …).

El armario lo compré en IKEA, la estructura está bastante bien teniendo en cuenta lo económico que es, me encanta porque nos permitió diseñar el interior a nuestro antojo y poner los accesorios que más nos convencían. Y aunque compramos las puertas blancas lisas, siempre se pueden cambiar más adelante.

( ver en  http://www.ikea.com/es/es/catalog/categories/departments/bedroom/19113/ )

Aunque penséis que una cosita tan pequeña ocupará poco, ¡nada mas lejos de la realidad! Os resumo lo que tendremos que guardar bien organizado para tenerlo todo a mano:

Vestido y calzado: ropa para colgar, suele ser la ropita de salir (peleles, vestidos, batones, por ejemplo) que se arruga fácilmente. Pijamas, bodys, baberos, ranitas, calcetines, patucos, zapatitos …. Abrigos, rebecas, gorritos, manoplas,…
Aseo: capas o toallas, gasas, toallitas, pañales, fundas de rizo para el cambiador, … cesta con objetos de aseo: esponja, gel de baño, champú, crema o aceite corporal, colonia, bastoncillos de oído para bebés, cremita para el culito,… A este respecto, me preguntaba mi amiga qué marca a o tipo comprar. La cuestión es que cada bebé e un mundo. Cuando Ale nació nos regalaron varias cestitas con productos para su higiene de diferentes marcas (mustela, delyplus,…)  y, en principio, todas le iban bien, hasta que empezó con el tema de la piel atópica y tuvimos que probar otras cremas más específicas hasta dar con la que a Alejandro le vino bien (la línea de caléndula de Weleda, ¡geniales!).
Ropa de cama: sábanas (tened en cuenta que al principio, podéis llegar a tener de hasta tres tipos: de capazo, minicuna y cuna;  mantitas, arrullos o toquillas, cubre colchón, saquito para dormir, …

IMG_20141019_210255Minibotoquín: imprescindible el sacamocos! Lo primero que compramos nada mas llegar a casa con Ale. Cristalmina en spray (para heridas o, por ejemplo, por si el ombliguito se infecta). Gasitas. Suero fisiológico o Rinomer bebé (es un spray con agua de mar para que la mucosidad salga mejor). Termómetro (os aconsejo comprar específicos para bebés que son ultrarápidos. Los hay que son un chupete- aunque el niño tiene que chupar tres minutos antes de poder ponerlo en marcha- o para el oído).

Otros enseres: tened en cuenta que tendréis que guardar, por ejemplo, los  bolsos y fundas o saquitos para el carro y maxicosi (si tenéis más de uno, o si cuando nace no lo vais a usar aún. Chupetes y sus cadenitas. Si es niña, seguro que tendréis diademas, lacitos y otros adornos para el pelo.

Lo que os recomiendo es tener el armario vacío para ir llenándolo según veáis. Mi armario es de doble puerta y lo organizamos así:

  1. Colgamos toda la “ropa de calle” de primera postura o de 0-3 meses en la parte izquierda (que es la puerta que tenemos más a la mano). En la barra de la parte derecha pusimos la ropa que nos fueron regalando y que era para más mayor, así como los abrigos.
  2. Bandeja intermedia: pusimos una cesta grande blanca, que nos regaló mi hermana con productos para la higiene del bebé (aunque en la bañera cambiador pusimos un bote de cada, aquí teníamos todas las reservas), y el minibotiquín (nos resultó muy cómodo tenerlo en una  cajita independiente porque podíamos llevárnoslo al salón, al baño,…). Aún lo seguimos teniendo así.
  3. En los cajones de rejilla (parte izquierda), guardamos: en el primero,  la ropa de cama y las gasas (en los primeros meses, tened listas al menos una docena, ya que las vamos a usar para todo y en todo momento), en el segundo, las toallas/capas, fundas para el cambiador y arrullos o toquillas. En el tercero, lo que menos íbamos a necesitar: las reservas de toallitas y pañales, bolsos y neceser con muestras o botecitos pequeños (durante mi embarazo recibí varias cajitas de maternidad con muestras de productos, y me han sido super útiles para llevarlas de viaje, al gimnasio,…).
  4. En los cajones blancos (parte derecha): en el primero, lo organicé con las cajitas de tela del ikea, para hacer pequeños compartimentos, pusimos los baberos, bodys, polainas, pijamas y calcetines y patucos, gorritos y manoplas. En el segundo pusimos los zapatitos  (en sus cajitas) y chandals y ropa cómoda.
  5. En la parte de arriba tenemos cajas de almacenaje de lo más práctico, en las que caben todas las fundas y sacos para el carro, la colcha de cuna (que en verano tienes que guardar), la cajita con los primeros recuerdos del peque y hemos ido guardando los trajes de festividades: disfraz de pastorcillo, batón de bautizo, de nazareno,  de marengo,…

Lo que sí os recomiendo es que, al principio, tengáis huecos libres, porque irremediablemente se irán llenando. Y esta organización irá modificándose poco a poco según las necesidades del chiquitín.

Pequeconsejos: antes de colgar y guardar  la ropa, la lavé a mano con detergente suave (norit o cualquier otra marca) sin suavizante.

La cuestión es como os decía antes: buscad la forma de encontrar vuestra propia forma de tenerlo todo listo para usar, cuando llegue el bebé ¡¡te faltarán manos!! Espero haberos dado alguna ideilla útil (aunque seguro que se me olvidan detalles, ¡es que hace ya más de  dos años! y por eso solo puedo enseñaros algunas fotitos que hice mientras guardaba cositas que iba comprando, las de ahora no me atrevo a subirlas, jajaja,  ya no está tan ordenado).

Muchos besos amig@s.

cajon toquilla              IMG-20120508-WA0005           IMG-20120508-WA0004