Mindfulness: 6 beneficios inmediatos

Mindfulness o Atención Plena viene pisando fuerte, ¿una moda? más bien una herramienta que podemos  llevar siempre con nosotros para sentirnos mejor.

En Psicología, la definición más extendida es la de Jon Kabat-Zinn (2003):“Mindfulness es la conciencia que surge de prestar atención, de forma intencional, a la experiencia tal y como es en el momento presente, sin juzgarla, sin evaluarla y sin reaccionar a ella”.

img_20160501_094925.jpg

Mi regalo por el día de las mamis

Los 5 componentes de mindfulness son:

  1. Atención al presente
  2. Apertura no valorativa a la experiencia.
  3. Aceptación.
  4. Dejar pasar.
  5. Intención.

No pretendo daros una clase magistral sobre mindfulness, así que si queréis profundizar más en el tema  al final  os dejo algunos enlaces y materiales que espero os resulten interesantes.

Sigue leyendo

Llegó la etapa de los “¿POR QUÉ?”

Desde hace unos días Ale te contesta a cualquier comentario con un insistente “¿POR QUÉ?”, seguido de otro más y otro y otro, jajajaja como si de repente se hubiera despertado alguna parte de su cerebro con un ansia de curiosidad infinita. Es curioso porque ha coincidido con la intervención de los oídos.Imagen tomada de "casting-para-artistas. Diariodesevilla.es"

Hace dos semanas,  Ale fue un campeón total: le pusieron los drenajes en ambos oídos,  al final no tuvieron que tocar las vegetaciones (no estaban mal), y no os exagero cuando os digo que los niños te sorprenden cuando ves en ellos  la enorme capacidad de recuperación.  No lloró cuando tuvo que irse con el anestesista (papá y mamá nos despedimos con una sonrisa para que viera que no era nada), sí cuando salió de quirófano (la anestesia, el verse con la vía puesta, tanta gente vestida de verde,….), pero a pesar de la penita inicial se pasó casi tres horas durmiendo, tras lo cual se bebió un zumo y nos dieron el alta. Sólo os digo que cuando llegamos a casa se zampó un mollete con aceite y pavo, que no consintió que le partiera en trozos más pequeños (por si se me ocurría quitárselo supongo, jejeje). Al día siguiente el peque estaba como si tal cosa, con tos, pero sin queja alguna.

Y como si tal cosa, ese fin de semana , fuimos observando como empleaba los porqué con mucha mas frecuencia y empezaba a dialogar y a reclamarnos mucha mas atención para conversar y contarnos cosas. Yo tengo que admitir que estoy emocionada, ¡me encanta escucharle! Y no es que no hablara ya, pero es que ahora tiene mucha más fluidez e inventiva.  Supongo que le llegó la hora de madurar, pero no puedo dejar de pensar cómo ha influido la colocación de los tubitos y el aspirarle el moco que andaba ahí, en este avance lingüístico.  cualquier ruido le llama la atención cuando antes no lo hacía y pregunta “¡uy!, mami ¿eso qué es?”.

Los que ya tenéis niños que están o han pasado la etapa de los PORQUÉ, sabréis lo repetitivos que son, llegan a preguntar lo mismo tres o cuatro veces seguidas,  puede ser frustrante y seguro que pensáis “¡qué pesaitos!”, jejejeje pero tened en cuenta que esto les da seguridad, están construyendo su conocimiento de las cosas y es una oportunidad maravillosa para participar con ellos de esa curiosidad  y estar ahí como espectadores participantes (¡todo un privilegio!). Y si alguna vez os pillan, no temáis decir que no lo sabéis, no somos todopoderosos!!

Os dejo un enlace con  orientaciones de los compañeros de Orientación Andújar,  sobre por qué los niños preguntan tanto esos ¿Por qué…? Me ha parecido muy interesante y podéis profundizar un poquito más en esto.

                                                               “¿Por qué los niños preguntan “por qué”?

Ahora tenemos que encargarle los tapones a medida para la piscina y baño, esta tarde vamos a una centro especializado en audición. Tardarán una semana y cuestan unos 40 euros cada uno. Para la playa, el otorrino nos aconseja tapones normales de farmacia (por aquello de no perder los buenos y porque el agua de mar es menos perjudicial que la jabonosa). De momento estamos usando tapones de algodón con vaselina (te la venden en cualquier farmacia).

La verdad es que tenía mis dudas sobre lo de los drenajes, pero de momento lo que veo es un gran avance en la comunicación de mi bichito y eso de momento me vale!!! Ya veremos cuando vuelvan los resfriados y el frío.

En fin amig@s, os dejo para comenzar esta semana con todo lo que tengo pendiente (la agenda está llenita de anotaciones, jejeje). Buen Lunes!!!

Besitos.

Escolarización en Educación Infantil: qué tener en cuenta a la hora de solicitar colegio

Resultado de imagen de escolarizacion andalucia 2015 2016

Llegó ese momento que parecía tan lejano. Ahora en Marzo tenemos que solicitar plaza para que Alejandro vaya al “cole de los mayores”, qué cosa eh! para él es de los mayores y va a ser de los más pequeñines, jejeje.

Como mami éste es un momento muy importante, otro paso más en su vida y en la nuestra: se abren  nuevas experiencias, obligaciones, responsabilidades,… Su vida educativa y social despegan y es emocionante. Para mí, además como orientadora, comienza la experiencia de ese doble papel (las que sois maestras o profes o pasará igual, verdad?) como guía en la que intentaré aprovechar mis conocimientos al máximo y dejar que esta nueva etapa me enriquezca. 

Quisiera orientaros en las cuestiones que, ahora también como mami no sólo como profesional, pienso que tendréis en mente y necesitáis saber a la hora de pedir plaza por primera vez en el colegio o 2º Ciclo de Educación Infantl (3-6 años).  Sigue leyendo

¡Buenos días con pilates y serotonina!

Desde hace unas semanas me encuentro algo mejor de mi bichito del pulmón, pero los ahogos y el cansancio siguen, y eso me estaba oxidando por días. La semana pasada decidí poner fin a esta etapa de apatía física y hasta emocional y buscar mi antigua pelota de pilates (guardada desde que la desinflé para ir al hospital a tener a Alejandro -jajajaja ingenua de mí, ¡pensé que iba a usarla!-). Lleva una semana paseándose por el salón, la pelota gigante como la llama Ale: la lleva de un lado a otro como si fuera un escarabajo pelotero, jajaja y siempre dice “ahora me toca a mí” para que le ayude a botar sobre ella como un loco (voy a aprovechar para empezar a hacer ejercicio con él. Voy a coger ideas: http://www.serpadres.es/especiales-serpadres/especial-yoga-y-pilates-con-ninosniños pilates

No he empezado este embarazo con buen pie, sin duda, pero…¡hasta hoy! Empiezo la semana con las pilas cargadas de buena voluntad. Como dijo alguien alguna vez: “si no puedes con tu enemigo, únete a él” Pues eso, hoy he empezado el plan de choque: pilates, zumo de naranja diario, andar lo que se pueda y pensamientos positivos (intentar dar esquinazo a pensamientos angustiosos como pensar en el día que tenga que volver al trabajo -la primera vez que me ausento tanto, me resulta más duro de lo que hubiera imaginado-).

Supongo que habéis oído hablar de los múltiples beneficios de la actividad física, cómo somos más felices tras practicar deporte. Pues hoy lo he experimentado en primera persona y hacía tanto que no lo sentía, que aquí me tenéis con la eufórica necesidad de contároslo, jejeje.

Tras desayunar con mi peque, una buena taza de café y tostada para mí y  cola-cao con cereales para Ale, vestirlo para la guarde y reírnos un rato (de lo caricato que es), la casa se queda en silencio. He despejado el salón todo lo que he podido, he buscado en la tablet música para pilates (¿tenéis alguna recomendación?) y esterilla y pelota al suelo!

Echando mano de la memoria e intentado reproducir los ejercicios que aprendí con Alicia, mi super profe de pilates de embarazadas. Ha sido curioso porque me han ido brotando una serie de recuerdos y emociones que no pensé que saldrían: me he acordado de mis mamis del pilates (ahora amigas y compañeras de aventura en esto de ser mamá), ¡cuánto nos reíamos! y de los pensamientos y sensaciones con respecto al embarazo y a la llegada del nenuco, que tenía entonces. Curioso, sí, ha sido un viaje al pasado enriquecedor. Y por supuesto, un ejercicio de contacto interior con Adriana, que ya tocaba!

Pilates

SI yo fuera una persona normal, no lo hubiera pensado, pero como dice mi marido  a veces “soy super psicóloga y busco la parte intrínseca de las cosas”, he pensado en cómo haciendo pilates y la relajación posterior se han activado ciertas áreas y sustancias de mi cerebro. La actividad física es maravillosa, aunque sean 30 minutos a “relentí” (ya os digo que estoy oxidada). Supongo que ha sido suficiente para que fluya cierta serotonina por ahí, lo que produce una sensación de bienestar, relajación, mayor autoestima y concentración. Así estoy yo ahora, que me ha faltado tiempo para coger el ordenador y contároslo.

Después me he tomado un gran vaso de naranjas recién exprimidas, chute de vitamina C para combatir los males del invierno, y aquí estoy con vosotr@s riéndome de mi estado de euforia, jajajaja (ése que tantas veces me ha contado mi amiga María).

Os dejo algunos enlaces por si queréis leer más sobre estos beneficios del deporte en la salud física, cognitiva y emocional:

Pues eso amores, espero que hoy sea el primero de muchos!! ya nos contamos!

Besitos.

Todos podemos criar con apego…seguro!

Desde que me quedé embarazada de Alejandro, comencé a leer e introducirme en esto de la aventura de ser una mamá responsable y poder llevar a la práctica todo lo aprendido en mi formación profesional. Comencé a encontrarme, así como sin quererlo, un montón de artículos de prensa, post de otras mamás blogueras, webs, etc. que hablaban de un movimiento llamado “Criar con Apego”. En ese primer contacto con el término pensé, “¿criar con apego?, ¿con qué apego?” en la carrera había estudiado lo que es el Apego (https://erikaalcantara.wordpress.com/2013/10/28/que-es-el-apego/) y los diferentes tipos que se pueden desarrollar según sea la crianza del niño/a y los vínculos establecidos con sus cuidadores (https://erikaalcantara.wordpress.com/2013/11/04/tipos-de-apego/), por eso el hecho de leer Apego sin apellido me pareció como algo incompleto y dudoso. Lo cual me llamó tanto la atención que empecé a leer sobre el tema.46474_420213301360995_1266270549_n

“El psicólogo John Bowlby demostró que el vínculo se establece por el impulso innato que lleva a la madre a proteger al bebé. El hecho de que el bebé llore o se muestre inquieto estimula esa respuesta. Esto se debe a que una madre que proporciona abrigo, alimento y protección, unida a un bebé que sabe estimular esa conducta a través del llanto o la sonrisa, forman el binomio que goza de una mayor probabilidad de supervivencia. Bowlby formuló la teoría del apego, basada en que el estado de seguridad, ansiedad o temor de un niño viene determinado en gran medida por la accesibilidad y capacidadde respuesta de su principal figura de afecto (persona con que se establece el vínculo). El apego proporciona seguridad emocional al niño: se siente aceptado y protegido incondicionalmente.Según esta teoría, el bebé nace con una serie de conductas que tienen como finalidad producir respuestas en las madres: la succión, las sonrisas reflejas, el balbuceo, la necesidad de ser acunado y el llanto son las “habilidades” de las que dispone el bebé para vincularse con sus cuidadores. Con este repertorio los bebés buscan mantener la proximidad con la figura de apego, resistirse a la separación, protestar si se lleva a cabo (ansiedad de separación), y utilizar la figura de apego como base de seguridad desde la que explorar el mundo”.

“La Attachment Parenting International (API), partidarios de la crianza con apego del Dr. Sears, intentan fomentar un vínculo seguro con los hijos mediante ocho principios que se identifican como metas a conseguir por los padres. Estos ocho principios son:

  1. Preparación para el embarazo, el nacimiento y la paternidad.
  2. Alimentación con amor y respeto.
  3. Respuesta sensible a las necesidades del bebé desde que nace.
  4. Contacto materno el mayor tiempo posible.
  5. Propicio del sueño seguro físicamente y emocionalmente.
  6. Propicio del cuidado cariñoso constante.
  7. Práctica de la disciplina positiva.
  8. Búsqueda del equilibrio entre la vida personal y familiar”.

Sigue leyendo

Tutoría en la guarde: qué podemos preguntar?

Llevo tiempo queriendo tener una tutoría con la seño de Ale, pero con todo esto de estar malita se ha alargado un poco. Tenía ganas por varios motivos, pero principalmente porque queríamos saber cómo es el peque allí, cómo se comporta, cómo juega,… ya que nos permitirá conocer mejor a nuestro bichillo y poder ir en la misma línea que el cole.

En nuestra guardería, las tutorías son a petición de los padres, a no ser que ellas necesiten tratar con las familias alguna cuestión concreta.  No obstante, todos los días al llevar y recoger a los peques te informan de qué han comido, cómo se han portado, si han tenido algún percance, etc. Pero aunque  esta información te sirve en el día a día,  se escapan muchas cosas por el camino, sobre todo cuando el niño aún no sabe contarte más.

Así que después de un tiempo prudencial y tres cambios de maestra, decidimos pedir nuestra tutoría. Yo iba un poco así, jajaja, porque desde que Alejandro empezó el cole la tónica que se repite y que me dicen es que “es muy nervioso”. A mi esa expresión, empleada de forma constante y única para describir a mi niño, me confunde un poco, en el sentido de que a qué se refieren y cómo interpretan las maestras eso de ser “nervioso” (por mi profesión no puedo evitar, que mi mente vuele rápidamente a cuestiones patológicas, que se relacionan en el lenguaje común con niños nerviosos, excesivamente inquietos,… y esas etiquetas hay que manejarlas con mucha cautela).  Sé mejor que nadie lo inquieto que es Alejandro, lo es desde que estaba en mi barriga. Pero es una inquietud instrumental, en el sentido de que tiene una dirección, siempre busca hacer algo, investigar, inventar,… tiene un sentido. Luego (¡menos mal!) tiene sus muchos momentos de tranquilidad y es amante de las costumbres, por lo que asume a la primera responsabilidades o rutinas que tenemos en casa (ya sabéis, la hora de comer, la del baño, recoger sus juguetes, leer sus cuentos,…).  Y esto es una de las cuestiones que quería aclarar con su tutora (conocer su punto de vista).

10371691_579382538842178_3409835517556032266_n

Sigue leyendo

Mamá en el hospital: ¡¡todo patas arriba!!

Hola a tod@s, después de unos días ausente, aquí me siento por fin en mi sofá rosa para contaros las aventuras de esta última semana.

El mes de Octubre se ha ido con muchas noticias y acontecimientos algo estresantes. Todo ello, ha provocado que mi noche de Halloween la “celebrara” en el hospital. No es nada grave, es lo de siempre, pero esta vez con más fuerza. Tengo que aclararos que tengo desde pequeñita una patología crónica en el pulmón, lo cuál hace que éste sea mi talón de Aquiles.  Llevo una vida totalmente normal, pero de vez en cuando (últimamente, más de la cuenta), estoy expuesta a una infección y tengo que cuidarme para no empeorar y llegar a mayores.  Esta vez la cosa se ha complicado un poquillo y me han tenido que cuidar en el hospital una semanita.

Lo que quiero contaros es la experiencia de estar en el hospital como mamá, cómo he visto a mi peque, a mi marido, a mi familia,… cómo ves que tu día a día, tus rutinas, … tu mundo se pone de repente patas arriba.

Sigue leyendo

OPERACIÓN QUITAR EL PAÑAL: TODO UN ÉXITO (2ª PARTE)

Consigo sentarme a escribir, casi una semana después de lo que deseaba,  ya que el tema del pañal ha sido desplazado por lo bichitos que Ale ha traído de la guarde y que nos han quitado el sueño durante toda la semana.

Ahora echo la vista atrás y veo todos los miedos y dudas que tenía y me río y me asombro. No me creo la rapidez y la capacidad de aprendizaje que tiene el ser humano.

wpid-img_20140925_224639.jpg

 

¡Alejandro estaba preparado!, esa es la conclusión a la que llegué después de observarlo  (un par de días o tres antes de retirar pañal, no fueron más).  Pero nunca imaginé que en un día la cosa estaría lista. Quizás el post debería llamarse “¿Cómo quitar el pañal en un día!!”. Pero no se acercaría a la media de niños y niñas que tienen que decirle adiós a su amado pañal. Sin duda, pone el listón muy alto si algún día viene un hermanito/a.

 

Os resumo nuestra experiencia  en TRES CLAVES  (al menos en nuestro caso han sido básicas):

1. MADUREZ:   creo que la clave fundamental de que la operación pañal se haya logrado con éxito y en tan poco tiempo está, en primer lugar,  en que Alejandro estaba más que preparado. La madurez del niño/a debería ser nuestro primer criterio para decidir si empezamos con esto de quitarle el pañal a nuestros pequeños (no ahorrar en pañales, ni ahora que es verano, …).  Os recuerdo algunos indicadores que os dejé en la primera parte de Operación Quitar el pañal, para el “preparado, listos, ya!”:

Sigue leyendo

DIARIO DE…PRIMER DÍA SIN PAÑAL

Después de observar y hacer algunos ensayos sobre el uso del wc, hoy ha sido el día elegido para retirarle el amado pañal a Alejandro. Tenía que ser fin de semana y nada mejor que uno en el que han dado riesgo de fuertes lluvias, excusa perfecta para el hecho de no poder ir al parque… ni ha ningún sitio!

Ha sido un día duro, algo  estresante, agotador. Si no hemos usado 10 calzoncillos no hemos usado ninguno!! Jajaja con la consecuente puesta de lavadoras y secadoras (porque,  además,  hemos aprovechado para hacer limpieza, por eso de no poder salir). Y decía ayer mi marido que eran muchos, cuando me puse a echar calzoncillos en el carro de la compra…Menos mal!!

 

Alejandro ya duerme plácidamente y el día ha dado de sí, además de los múltiples cambios de ropa interior, cuestiones interesantes como:

  1. Por primera vez, me ha dicho que no le ponga pañal.  La verdad es que nunca se había pronunciado (tampoco le habíamos preguntado, la verdad). Pero esta mañana cuando queríamos quitárselo,  antes de nada, hemos hablado con él y le hemos preguntado si quería tirar el pañal,  como ya es un niño grande que va al cole… (ya veis …¡grande!) . Y nos ha dicho un SIIII enorme y “¡calzoncillos!” Porque ya los tenia él en mente (ha elegido los de george pig, jejeje). Ahora justo antes de acostarlo en su cama, le he dicho “¿te pongo el pañal para dormir?” Y con penita me ha dicho “noooooo”, asi que en cuanto esté profundamente dormido irá mami a ponerle el pañal (al menos estos primeros días pienso que es conveniente).
  2. Hasta la hora de comer ha estado en modo perrito. Acto seguido lo llevábamos al baño y le decíamos que terminara. Hemos reforzado con mucha alegría que haya continuado el pipí en su water azul (como el lo llama). Fregona y nueva muda en mano.  La siesta ha sido sin pañal y la ha echado entera sin mojar la empapadera maravillosa del mercadona (qué idea amiga Nany!!). Aunque cuando se le ha escapado a las dos horas se ha despertado llorisqueando y pidiendo pipí.  La tarde ha sido mejor en cuanto a escapes, ya ha anticipado, aunque en algunas ocasiones no ha llegado a tiempo (se ha ganado un par de pegatinas!)
  3. El hecho de ir al baño se lo ha tomado como un juego (lo cual por un lado,  es un plan agotador y, por otro, no es lo suyo, pero…). Así que ha ido cada diez o veinte minutos y alli que se quedaba sentado sin querer levantarse os levantándose dando palmas muy contento por haber hecho tres gotas… imaginaros mi cara! Mientras estaba sentado ha leído y releído sus cuentos, ha repasado todos los botones de su nuevo mando para la tele, ha charlado con su mickey,… en fin, espero encauzar esto porque ya hemos acabado diciéndole ve al water y cuando termines me llamas… y así ha sido, nos llamaba!!! Nuestro objetivo ahora es que se alargue el tiempo entre visita y visita al wc para que retenga más.
  4. Creo que ha entendido la dinámica de identificar las ganas de pipí y caca e ir al baño enseguida. Hasta me ha hecho mención al libro de Edu cuando se ha hecho pipí encima.

La conclusión de este primer día es muy postiva, aunque ya os digo que estoy agotada…. Y mañana toca más!!!!wpid-img_20140925_224639.jpg

Me apetecía compartir con vosotros/as este repaso al día de hoy. Ya os iré contando los avances. Besitos y buenas noches!!

 

OPERACIÓN QUITAR EL PAÑAL: 1ª PARTE

El tema de quitar el pañal a Alejandro es algo que llevo todo el verano pensando, pero lo veía pequeño y el hecho de empezar la guardería me pareció suficiente cambio en su vida, como para echarle más cosas, así que decidimos esperar. Pero en vista de que el período de adaptación ha pasado con más gloria que pena, ahora sí que lo veo como una opción muy posible (teniendo en cuenta, además, que parece que nos quedan unos diitas de buen tiempo).

Entre sus amigos de la piscina ya hay alguno que ha conseguido controlar pipi y caca, y eso te da ánimos para pensar…¡Por qué no! Aunque cada niño es único y no debemos ansiarnos en comparaciones, que pueden frustrarnos. Desde luego podríamos esperar hasta la primavera, es una opción.

descarga

No obstante, como soy bastante testaruda, si se me mete una idea tengo que exprimirla hasta tomar la decisión, que pienso en ese momento como las más adecuada. Así llevo unos días dándole vueltas al tema de quitarle el pañal a Alejandro. Aún estamos en fase de decidir si lo vemos factible 100%,  aunque  la seño de la guarde nos ha dado luz verde y  por el peque lo vemos posible (ahora veréis porqué).

Lo primero que he hecho ha sido leer sobre las CLAVES que te indican que el niño está listo para controlar esfínteres (pipí y caca). Ya que…¡fijaros!, estoy acostumbrada a dar orientaciones para controlar pipí-caca a familias de mis coles, pero suelo darlas para alumnos a partir de tres años  que, por cualquier dificultad, no lo han conseguido antes de empezar 2º Ciclo de Educación Infantil, por lo que partimos siempre de intentos fallidos anteriores y de cierta ansiedad en la familia. Este caso es distinto, y enriquecedor. Sin duda me ayudará a mejorar mis orientaciones y, espero, a tener una exitosa operación pañal con mi bichillo. Es fundamental que el niño o la niña esté maduro para iniciar el proceso, ya que aún así no será fácil. Os resumo, lo que pienso, puede daros seguridad para saber si empezar o no con esta locura:

Sigue leyendo