DIARIO DE…PRIMER DÍA SIN PAÑAL

Después de observar y hacer algunos ensayos sobre el uso del wc, hoy ha sido el día elegido para retirarle el amado pañal a Alejandro. Tenía que ser fin de semana y nada mejor que uno en el que han dado riesgo de fuertes lluvias, excusa perfecta para el hecho de no poder ir al parque… ni ha ningún sitio!

Ha sido un día duro, algo  estresante, agotador. Si no hemos usado 10 calzoncillos no hemos usado ninguno!! Jajaja con la consecuente puesta de lavadoras y secadoras (porque,  además,  hemos aprovechado para hacer limpieza, por eso de no poder salir). Y decía ayer mi marido que eran muchos, cuando me puse a echar calzoncillos en el carro de la compra…Menos mal!!

 

Alejandro ya duerme plácidamente y el día ha dado de sí, además de los múltiples cambios de ropa interior, cuestiones interesantes como:

  1. Por primera vez, me ha dicho que no le ponga pañal.  La verdad es que nunca se había pronunciado (tampoco le habíamos preguntado, la verdad). Pero esta mañana cuando queríamos quitárselo,  antes de nada, hemos hablado con él y le hemos preguntado si quería tirar el pañal,  como ya es un niño grande que va al cole… (ya veis …¡grande!) . Y nos ha dicho un SIIII enorme y “¡calzoncillos!” Porque ya los tenia él en mente (ha elegido los de george pig, jejeje). Ahora justo antes de acostarlo en su cama, le he dicho “¿te pongo el pañal para dormir?” Y con penita me ha dicho “noooooo”, asi que en cuanto esté profundamente dormido irá mami a ponerle el pañal (al menos estos primeros días pienso que es conveniente).
  2. Hasta la hora de comer ha estado en modo perrito. Acto seguido lo llevábamos al baño y le decíamos que terminara. Hemos reforzado con mucha alegría que haya continuado el pipí en su water azul (como el lo llama). Fregona y nueva muda en mano.  La siesta ha sido sin pañal y la ha echado entera sin mojar la empapadera maravillosa del mercadona (qué idea amiga Nany!!). Aunque cuando se le ha escapado a las dos horas se ha despertado llorisqueando y pidiendo pipí.  La tarde ha sido mejor en cuanto a escapes, ya ha anticipado, aunque en algunas ocasiones no ha llegado a tiempo (se ha ganado un par de pegatinas!)
  3. El hecho de ir al baño se lo ha tomado como un juego (lo cual por un lado,  es un plan agotador y, por otro, no es lo suyo, pero…). Así que ha ido cada diez o veinte minutos y alli que se quedaba sentado sin querer levantarse os levantándose dando palmas muy contento por haber hecho tres gotas… imaginaros mi cara! Mientras estaba sentado ha leído y releído sus cuentos, ha repasado todos los botones de su nuevo mando para la tele, ha charlado con su mickey,… en fin, espero encauzar esto porque ya hemos acabado diciéndole ve al water y cuando termines me llamas… y así ha sido, nos llamaba!!! Nuestro objetivo ahora es que se alargue el tiempo entre visita y visita al wc para que retenga más.
  4. Creo que ha entendido la dinámica de identificar las ganas de pipí y caca e ir al baño enseguida. Hasta me ha hecho mención al libro de Edu cuando se ha hecho pipí encima.

La conclusión de este primer día es muy postiva, aunque ya os digo que estoy agotada…. Y mañana toca más!!!!wpid-img_20140925_224639.jpg

Me apetecía compartir con vosotros/as este repaso al día de hoy. Ya os iré contando los avances. Besitos y buenas noches!!

 

OPERACIÓN QUITAR EL PAÑAL: 1ª PARTE

El tema de quitar el pañal a Alejandro es algo que llevo todo el verano pensando, pero lo veía pequeño y el hecho de empezar la guardería me pareció suficiente cambio en su vida, como para echarle más cosas, así que decidimos esperar. Pero en vista de que el período de adaptación ha pasado con más gloria que pena, ahora sí que lo veo como una opción muy posible (teniendo en cuenta, además, que parece que nos quedan unos diitas de buen tiempo).

Entre sus amigos de la piscina ya hay alguno que ha conseguido controlar pipi y caca, y eso te da ánimos para pensar…¡Por qué no! Aunque cada niño es único y no debemos ansiarnos en comparaciones, que pueden frustrarnos. Desde luego podríamos esperar hasta la primavera, es una opción.

descarga

No obstante, como soy bastante testaruda, si se me mete una idea tengo que exprimirla hasta tomar la decisión, que pienso en ese momento como las más adecuada. Así llevo unos días dándole vueltas al tema de quitarle el pañal a Alejandro. Aún estamos en fase de decidir si lo vemos factible 100%,  aunque  la seño de la guarde nos ha dado luz verde y  por el peque lo vemos posible (ahora veréis porqué).

Lo primero que he hecho ha sido leer sobre las CLAVES que te indican que el niño está listo para controlar esfínteres (pipí y caca). Ya que…¡fijaros!, estoy acostumbrada a dar orientaciones para controlar pipí-caca a familias de mis coles, pero suelo darlas para alumnos a partir de tres años  que, por cualquier dificultad, no lo han conseguido antes de empezar 2º Ciclo de Educación Infantil, por lo que partimos siempre de intentos fallidos anteriores y de cierta ansiedad en la familia. Este caso es distinto, y enriquecedor. Sin duda me ayudará a mejorar mis orientaciones y, espero, a tener una exitosa operación pañal con mi bichillo. Es fundamental que el niño o la niña esté maduro para iniciar el proceso, ya que aún así no será fácil. Os resumo, lo que pienso, puede daros seguridad para saber si empezar o no con esta locura:

Sigue leyendo