OPERACIÓN QUITAR EL PAÑAL: 1ª PARTE

El tema de quitar el pañal a Alejandro es algo que llevo todo el verano pensando, pero lo veía pequeño y el hecho de empezar la guardería me pareció suficiente cambio en su vida, como para echarle más cosas, así que decidimos esperar. Pero en vista de que el período de adaptación ha pasado con más gloria que pena, ahora sí que lo veo como una opción muy posible (teniendo en cuenta, además, que parece que nos quedan unos diitas de buen tiempo).

Entre sus amigos de la piscina ya hay alguno que ha conseguido controlar pipi y caca, y eso te da ánimos para pensar…¡Por qué no! Aunque cada niño es único y no debemos ansiarnos en comparaciones, que pueden frustrarnos. Desde luego podríamos esperar hasta la primavera, es una opción.

descarga

No obstante, como soy bastante testaruda, si se me mete una idea tengo que exprimirla hasta tomar la decisión, que pienso en ese momento como las más adecuada. Así llevo unos días dándole vueltas al tema de quitarle el pañal a Alejandro. Aún estamos en fase de decidir si lo vemos factible 100%,  aunque  la seño de la guarde nos ha dado luz verde y  por el peque lo vemos posible (ahora veréis porqué).

Lo primero que he hecho ha sido leer sobre las CLAVES que te indican que el niño está listo para controlar esfínteres (pipí y caca). Ya que…¡fijaros!, estoy acostumbrada a dar orientaciones para controlar pipí-caca a familias de mis coles, pero suelo darlas para alumnos a partir de tres años  que, por cualquier dificultad, no lo han conseguido antes de empezar 2º Ciclo de Educación Infantil, por lo que partimos siempre de intentos fallidos anteriores y de cierta ansiedad en la familia. Este caso es distinto, y enriquecedor. Sin duda me ayudará a mejorar mis orientaciones y, espero, a tener una exitosa operación pañal con mi bichillo. Es fundamental que el niño o la niña esté maduro para iniciar el proceso, ya que aún así no será fácil. Os resumo, lo que pienso, puede daros seguridad para saber si empezar o no con esta locura:

  • ESTA LISTO SI…
    • A nivel físico-motor: tiene equilibrio y coordinación para caminar, incluso correr. Es capaz de realizar una actividad manual. Se mantiene seco al menos dos horas durante el día (en algunos artículos son más estrictos y te indican 3-4 horas), lo que nos indicará que los músculos de la vejiga se han desarrollado lo suficiente para retener y almacenar la orina. Comienza a bajarse los pantalones.
    • A nivel de comportamiento: no se resiste a usar el orinal infantil (es capaz de sentarse y mantener la posición al menos 2-5 minutos), muestra interés por imitar a los adultos cuando van al baño. No dice que “no” a todo. Le molesta tener sucio el pañal.
    • A nivel cognitivo: comprende y obedece órdenes verbales sencillas, del tipo “tráeme el babero”, “guarda el coche en el cajón”,…  Ya pronuncia adecuadamente palabras. Es capaz de concentrarse cuando juega

La edad idónea para retirar el pañal se da entre los 2 y 3 años.  No obstante, hay tener en cuenta que cada niño es diferente, deberías fijarte en tu niño/a y en tu “día a día” para saber si es el momento adecuado para retirarle el pañal. Lo mejor es que observes para reconocer los indicadores de que está listo.

  • ¡EMPEZAMOS!

En ese período de observar y asegurarnos si nuestro pequeño está listo, es conveniente que comprobemos el pañal cada cierto tiempo, para asegurarnos de que permanece seco.  Cada dos horas o así podemos animarle a usar el wc, y entrenar  la rutina a seguir: nos quitamos la ropita, hacemos pipí o caca, tiramos de la cisterna cuando terminamos (o limpiamos el inodoro), nos lavamos las manos. Es importante,  reforzar con sonrisas, aplausos (¡¡no de forma excesiva eh!!), palabras de ánimo,… el simple hecho de sentarse y querer usar el wc (no os digo nada si además conseguimos que haga lo que tiene que hacer, la alegría será enorme… ya veréis como hasta le hacéis fotos, jajaja).

Una estrategia útil cuando retiremos el pañal es adelantarnos al niño antes de que le entren ganas de hacer pis/caca, y que acuda al wc (de forma que nos anticipemos y evitemos los escapes, que evidentemente se darán, ¡prepararemos la fregona!). Para ello, podemos registrar en una tabla cuándo hacen pis/caca (cada dos-tres horas apuntaremos cómo está el pañal: seco-mojado poco/regular/mucho,…), esto nos ayudará a conocer sus hábitos.

           ¿QUÉ AYUDA DAR?

Tras la lectura-investigación,  me quedo con:

– Establecer rutinas (repetir cada vez que use el wc):  por ejemplo, 1. quitar ropa, 2.sentarse en el wc, 3. intentar hacer pipí/caca (¡reforzar!), 4. tirar de la cisterna, 5. lavarse las manos, 6. vestirse.

– Es fundamental, ser positivos y asociar este cambio con situaciones agradables (controlar tono de voz, expresiones faciales,…). No reñir, ni culpabilizar a nuestro hijo, ¡dosis de paciencia en cantidades industriales!.  Reforzar cada logro y animar tras cada parón o retroceso.

– Puedes poner libros llamativos  para que lea cuando usa el wc. También puedes decorar el área para que sea un lugar agradable para él. Hay infinidad de libros relacionados con el control del pipí/caca. El jueves pasado me fui a Fnac y estuve ojeando todo lo que tenían, al final me decidí por “Edu ya no quiere llevar pañales” (está la versión niña: “Marina ya no quiere usar pañales”) porque tiene ilustraciones bastante explícitas, por ejemplo, el único que vi en el que el niño se hace pipí encima (eso le ha encantado a Ale). Tal como llegamos a casa, Alejandro se sentó en el wc con su libro, le encanta!!! no para de mirar la imagen en la que Edu se hace pipí, jajaja

IMG_20140924_165437978-84-261-3799-9i2       Marina

 Lulu     Aleximages Teo

– Cantar canciones relacionadas o no con hacer pipí/caca. No he encontrado ninguna que me guste (¡conocéis alguna chula?), así que le canto las canciones que le gustan: la arañita, el cocodrilo, la casita,… y nos sirve para que permanezca sentado en el wc (al principio, así se ha acostumbrado a estar unos minutillos tranquilo) mientras hace pipí/caca y disfrute de ese ratito.

  • ¿QUÉ COMPRAR?
  1.  Orinal adaptado o tapadera reductora.
  2. Empapaderas (mi amiga Nany me recomienda las del Mercadona, para ponerlas en la silla del coche, sofá,…).
  3. Calzoncillos o braguitas (¡por kilos!).
  4. Ropa cómoda fácil de quitar (en la guarde nos han pedido tres o cuatro mudas, si empezamos con esto) y tener zapatos de sobra.
  5. ¿Qué más?….
  • EVITAR Y FOMENTAR
    • No comenzar la retirada del pañal si coincide con cambios importantes en su vida: nacimiento de un hermano/a, inicio de la guardería, separación de padres, si se pone malito,…
    • Comenzar si comprobamos que está preparado  (¡nosotros vamos a ello!) y si estamos dispuestos y  preparados nosotros también.
    • Se recomienda comenzar de forma progresiva, escuchando e involucrando a nuestro hijo/a: deja que elija su propio orinal (los hay de todos los tipos y colores, incluso con música y sonidos de cisterna, también de todos los precios, ¡claro!), que nos observe utilizando el baño, explicándole cada paso. Busca su comodidad, es decir, que cuando quiera usar el wc esté disponible cerca (yo lo tengo en el baño, aunque se puede mover, pero se ha acostumbrado a verlo allí), si usa el wc normal que pueda subirse y apoyar los pies (tiene que ser difícil controlar la novedad de hacer pipí o caca mientras guardan el equilibrio para no caerse).
                                      IMG_20140924_170007         IMG_20140924_170217

En unos días espero contaros cómo he llevado toda esta Teoría a la práctica. Me encantaría que aquellas mamis y papis que ya sois unos expertos en esto, opinárais y me hagáis recomendaciones útiles.  Algo, por ejemplo, que aún no tengo claro es si quitar pañal de día y luego el de la noche o hacerlo dle tirón (en mi Equipo y entre mis conocidos tengo opiniones para todos los gustos, jejeje).

Pues eso chic@s!! os contaré nuestra experiencia en la próxima.

Besitos

Anuncios

5 comentarios en “OPERACIÓN QUITAR EL PAÑAL: 1ª PARTE

  1. Me he reído mucho con esta entrada que hoy nos brindas. Yo superé en su día este paso pero…. A lo tremendo!! Nunca imaginé ni se me ocurrió buscar pautas para este proceso. El tema de leer mientras tanto me ha parecido supergracioso! Como una personita mayor!
    En mis casos, a pesar de decir…. “Venga hoy le quito el pañal… y punto” sin estudio previo ni nada, fue bastante bien, de hecho pensé que sería un palizón pero fue cuestión de un par de días. Yo compré una escupidera de toda la vida, y la tenía en el salón… Que le veía cara de tener ganillas… Corre escupidera para arriba y escupidera para abajo… Y luego celebración (exagerada)!!! Bieeeennnn!!! Eso sí, toda la familia e invitados que hubiese en ese momento, debía ver el contenido y aplaudirle aunque no fuera agradable, jajaja. Al mismo tiempo periódicamente, le ofrecía ir al baño con un adaptador y un banquito tal y como me indicaron en la guardería. Me compré un superbolso y allí iba yo monísima de paseo con una escupidera a todas partes. Creo que no seguí un procedimiento muy “ortodoxo” ahora que te leo, pero fue bastante bien en ambos casos (la primera superado en un día y la segunda superado en dos días).
    Tema de pañal por la noche… eso creo que lo hice bien, razonando! Una de ellas siempre se levantaba con el pañal impoluto, así que a esta operación pañal “completa”, día y noche! Sin problema 🙂
    La segunda, justo al contrario, hacía muchísimo pis por la noche, así que esperaba a que se durmiera y se lo ponía sin que ella fuera consciente y a los pocos días observé que ya no mojaba tampoco de noche. Así que como truquillo puedo recomendar que se le ponga una vez dormida/o para que “no sepa que lo tiene” y así van controlando también por la noche. Por la mañana medio dormiditos se sientan en el inodoro y se le quita sin que se de cuentan de que lo tenían.
    Creo que esta entrada es interesantísima y me hubiera venido muy bien en su día. Alejandro te sorprenderá, son seres inteligentísimos que nos dejan con la boca abierta. Muuuucha suerte!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ayyyyy Sandra!!! Pues lo hiciste muy bien!! Tomo nota de tus consejos, compraremos un adaptador para llevarnoslo de bares, jajajaja seguro!!! Y lo de la noche es lo mismo que me han comentado en la guarde, asi que creo que asi lo haremos. Hoy hemos comprado kilos de calzoncillos (george pig, Disney,…). Esta semana lo han cambiado de clase, así que según me diga la nueva seño sera este finde o el siguiente. Qué yuyu!!! Jajaja ya os contaré!!! Si se te ocurren más truquillos escribeme porfi!!!

    Me gusta

  3. Pingback: OPERACIÓN QUITAR EL PAÑAL: TODO UN ÉXITO (2ª PARTE) | Una mamá real

  4. Pingback: Mamás blogueras: encuentros en Marzo | Una mamá real

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s