Compras para el primer bebé

Cuando esperas tu primer hijo comienza una aventura maravillosa en la que tu mundo se centra en que todo sea perfecto para la llegada del que será sin duda el amor de tu vida. Las mamás primerizas viven de una forma especial cada cambio en su cuerpo y en el de su bebé.  Todo es nuevo y eso es ¡alucinante! Se puede dar el caso de que tu bebé sea el primero de la familia y tengas que comprarlo prácticamente todo (eso me pasó a mi, poco pude aprovechar de familiares y amigos), o puede que tengáis la suerte de contar con gente que os pueda prestar desde ropa hasta mobiliario para vuestro primer bebé.  Sea como sea, es importante pensar qué vais a necesitar y qué tener preparado para su llegada.

Cuando esperaba a Alejandro, recuerdo que buceé en multiples páginas buscando la lista ideal y práctica que me diera ideas sobre qué comprar,  dónde,  en qué momento,…. me fue tan útil todo lo que leí, que ahora  me gustaría devolver a mis futuras mamis primerizas mi experiencia, de una forma práctica y personal (a modo orientativo),  sobre qué preparar en casa.

Compras embarazo

Sigue leyendo

¡Empezamos la guardería!

Primer día de guardería

 Primer día de guardería

El  gran día llegó y todos los nervios y emociones acumulados, han salido por la puerta en un plis plas, tan rápidos como la despedida de Alejandro al entrar en la guarde.  El tío ha entrado la mar de dispuesto, con su mochila y con paso firme, sin mirar atrás. ¡Vamos, al papi y a mí aún nos duele la mejilla del beso que nos ha dado!

Bueno, primero os cuento que las etiquetas de marcaropa no han llegado.  Hace algo más de una semana que me anunciaban que mi envío de etiquetas para ropa y adhesivos para marcar otros objetos de mi peque llegaría en breve (os hablé de ellas en una entrada anterior https://unamamareal.wordpress.com/2014/08/20/empezamos-el-cole-preparativos-para-el-primer-dia-de-guarderia/ ), pero no ha sido así. Cuando llamé el viernes… ¡¡Sorpresa!! Un problema con mi envío ha hecho que tengan que volver a hacer mi pedido!!!  No ha llegado para que frikimami lo etiquete todo el primer día.  Así que viva el boli bic!! Jajajajaja  Me río por no enfadarme. Admito que ya se me ha pasado, pero me ha sentado  regulín haber pagado un envío urgente para que ahora no me llegue a tiempo. Bueno, no hay remedio que una mamá no solucione, así que todo lo que ha llevado hoy  ha sido marcado con un rotulador indeleble. Cuando me lleguen las etiquetas os cuento!

Esta semana el período de adaptación consiste en dos turnos de hora y media, han dividido la clase por la mitad para que no estén todos de golpe juntos. A mi peque le ha tocado el segundo turno. He podido “escaparme” de mi primer día para poder estar en ese momento tan temido y, a la vez, deseado.

Hemos llegado un poquito antes, por eso de no saber qué te vas a encontrar. Por el camino, Ale ha ido contándome todo lo que iba a hacer en la guarde, jajaja, ¡la lección la llevaba aprendida, desde luego! (llevamos toda la semana contándole que hoy iba al cole y todo lo que se iba a encontrar y hacer).  La cosa ha sido (y os digo que no hemos tardado más de minuto y medio): bajamos del coche, el enano se cuelga la mochila, llamamos a la puerta, abre la seño y le dice “¡hola Alejandro!” y éste corre hacia dentro sin más… ¡¡sin más!! el papi y yo nos hemos quedado con el beso en los labios y una sonrisa nerviosa.  Desde ese momento hasta que lo recoges deseas fuertemente, porque la curiosidad es enorme, tener una camarita por la que poder ver qué hace tu peque, ¿os ha pasado? por pura curiosidad eh!, de saber qué hará, si pedirá lo que necesite, si te echará de menos,… La cuestión es que el tiempo de espera es corto y en nada estás otra vez en la puerta con los brazos abiertos.

Resultado del primer día: ha salido en brazos  de la seño, con una pena enorme,  llamando a mamá. Le hemos recibido con todo el positivismo que tu empatía te permite transmitir (y porque lo llevábamos ensayado) en ese momento, para que la pena se convirtiera rápido en una sonrisa y conseguir que te cuente con todo lo que ha jugado ese ratito.  Y…¡Lo hemos conseguido!, ya os digo porque llevas la lección aprendida de poner una sonrisa enorme (evitar las caras de preocupación) e intentas  sólo machacar lo positivo, aunque la seño te esté contando que ha llorado/protestado un buen rato y que se ha estado dando tirones con otro por un mismo juguete. Todo el camino de vuelta ha estado contando en su tono más penoso lo del otro niño, aunque poco a poco hemos logrado sacarle otras cosillas más divertidas. ¡Primer día superado! Mañana le tocará al papá llevarlo y recogerlo y ya veremos cómo va transcurriendo el resto de la semana. ¡Seguro que bien! De momento, ha comido y ha caído rendido. Menuda siesta se está echando.

Ya me encuentro más tranquila, hemos roto el hielo, como se suele decir. Mañana tenemos un día duro en el trabajo, día de decisiones, así que me toca reflexionar un poquito.

A las que hayáis tenido también vuestro primer día, espero os sintáis más relajadas.

Todo es empezar, todo es ponerse. Ahora hay que mantenerlo (con todo lo que venga) y afrontar los cambios que se produzcan en las rutinas y en ellos: observaremos cambios que pueden ir desde dificultades para dormir bien, hasta trastornos a la hora de comer. Ante todo, cariño, insistir en las rutinas y grandes dosis de paciencia. Han iniciado otro gran pasito  de  lo que va a ser su autoconcepto, su personalidad, su inteligencia,… su MUNDO, en definitiva. Y ahí estaremos para compartirlo, apoyarlo y disfrutarlo con él.

 

¡Buen Lunes o lo que queda de él!.

 

 

 

M&P: Cómo favorecer la ADAPTACIÓN al cole

                                                  Su mesita desordenada 

Ya va quedando menos y noto los nervios en el estómago. Sé que Alejandro lo va a pasar en grande, pero es inevitable que su papá y yo estemos al “borde de un ataque de nervios” ante lo que tiene que venir: los resfriados y demás males, bocados u otras “heridas de guerra”  que  haga y/o le hagan, dejar a tu peque con unas desconocidas por primera vez. (que seguro son buenísimas profesionales),… Aunque también la ilusión de ver cómo se hace mayor e inicia su caminito en esto de aprender en la escuela y madurar. 

En estos días previos, habría que tener en cuenta algunas cosillas, os las dejo en forma de ORIENTACIONES: 

  1. ANTES DE INICIAR EL COLE

Una semanilla antes de empezar el cole, sería bueno ir creando hábitos en el peque:

  • Horarios: intentar ir antes a la cama,  habrá que madrugar. Anticipar los horarios de desayuno y almuerzo.
  • Preparar el material: será divertido preparar con él el material del cole, la mochila, el uniforme, si ya es mayor, forrar los libros,…
  • Háblale del cole: enséñale dónde está, qué hará,… aprovecha las actividades diarias y los juegos cotidianos para nombrarlo, Por ejemplo, cuando os pongáis a pintar le podéis decir “qué bien pintas, en el cole también vas a dibujar con colores preciosos”, si ya tiene amiguitos en el cole ¡recordádselo!

A mi me está costando lo de los horarios, lo admito! pero como tenemos una semana de adaptación en la guarde y yo justo empiezo también a trabajar, nos tomaremos esta semana como adaptación en casa y en la guarde. 

 

  1. EMPEZAMOS EL COLE

Os dejo unas breves orientaciones:

  • Incorporación progresiva. Al principio, lleva al niño sólo algunas horas y poco a poco ve aumentando el horario. Cada niño tiene su propio ritmo de adaptación y necesita su tiempo (esto te lo indicarán en el centro escolar).
  • No dejarle de golpe en la Escuela Infantil, sin haberlo acostumbrado poco a poco (se contempla un Período de Adaptación, previamente establecido)
  • Nada de prisas por la mañana. Conviene despertarle con tiempo para que desayune tranquilamente y se dirija sin agobios al cole. Hablarle sobre lo que váis a hacer le ayudará a anticipar y le aportará seguridad. 
  • Su juguete favorito. Deja que el niño lleve, si así lo desea (y si te dejan en el cole), su juguete preferido, algo que le sea familiar y le mantenga unido con su hogar. Otra opción, y que me parece recomendable, es hacerle familiar las cositas que llevará al cole (la mochila, el uniforme, …) de forma que no tenga que depender de otros objetos ajenos al entorno escolar para sentirse seguro.
  • Adiós con seguridad y alegría. Evita que la despedida se prolongue en exceso. Hay que transmitir la seguridad al niño de que lo que estás haciendo es lo mejor para él. 
  •  Actitud positiva. Tu actitud es muy importante. Es necesario actuar con seguridad, sin duda y sin culpabilidad.
  • EVITAR decirle “no llores, no pasa nada; yo vengo pronto” y luego sentirte fatal y culpabilizarte.

DILE,  por ejemplo, “vas a pasártelo muy bien con tus amigos/as”, “luego me cuentas lo bien que te lo has pasado”, “hoy vais a pintar y a cantar canciones”,…. cualquier mención a lo divertido de estar en el cole y a que luego os lo cuente, será mejor opción que transmitirle que no tiene más remedio que quedarse sin mamá ni papá. 

  • EVITAR (al despedirte): El chantaje afectivo (“no llores que mamá se va triste”).
  • EVITAR (al despedirte): La mentira (“no llores que mamá viene ahora mismo”).
  • EVITAR (al recogerle): Frases como “ay pobrecito, que le hemos dejado solo”, “¿qué te han hecho?”.
  • Llevarle y recogerle personalmente. Es conveniente que la madre o el padre vayáis a llevarle y a recogerle, al menos durante el período de adaptación, y en la medida de vuestras posibilidades. Eso le proporcionará seguridad. Y se acostumbrará antes al cambio.
  • Dedicar tiempo de juego en casa. Al salir de la escuela infantil, dedica tiempo al niño, jugando con él.    Es bueno que descubra que lo que hace en el centro no es tan distinto de lo que hace habitualmente en casa.    Anímale a compartir contigo las experiencias que aprende en la escuela.   Y demuestra alegría y entusiasmo por sus progresos.
  • Continuidad en casa. Infórmate sobre las actividades que se están desarrollando en clase: fichas, canciones nuevas, estaciones del año, etc., para entender y potenciar sus adquisiciones.
  • Consultar dudas con la Escuela Infantil. Siempre que necesites, habla con los profesionales del centro sobre tus dudas, tus inquietudes y sobre cualquier cambio observado en el niño. Confía en el equipo del Centro.
  • Coordinación con la Escuela Infantil. Los aspectos de la evolución del niño deben ser coordinados con los profesionales del Centro (retirada del pañal, del chupete, etc.).

 

En tres días, estaremos revisando la mochila dichosa y el maletín de mamá. Las etiquetas no han llegado, así que si tengo que poner el nombre con boli bic, lo haré (amiga Sandra, lo haré, jajajaja). Espero poder escaparme y acompañarlo en su primer día porque será de esos recuerdos que mantenga para siempre en mi mamimemoria. 

Que tengáis buen inicio de curso, mamás y papás (M&P). Besitos.

¡Empezamos el cole!: preparativos para el primer día de Guardería

EN UNA SEMANA mi nenuco irá a la guardería y… ¡estoy nerviosísima!. También estoy preparando su segundo cumpleaños y,  aunque no vamos a hacer nada por todo lo alto, aquí estoy visitando chinos en busca de los gorritos y adornos de Mickey que tanto le gustan!

Bueno lo que os contaba: comienza el curso para mí y para mi peque. Yo vuelvo al trabajo  con algunos cambios, aún por determinar (la incertidumbre me mata) y Alejandro comienza su vida escolar (todo un personajillo).

En Junio, me dijeron en la guarde que llevara una mochilita con lo básico (no me especificaron) y que todo fuera marcado con su nombre. Solo eso, sin más reuniones ni nada, y aquí está la frikimami como loca buscando cómo etiquetarlo todo (me recuerda a Sheldon de “The big bang theory”, con su super etiquetadora, jajaja) y qué meterle en su mochila para que sobreviva sin papá y mamá.

Sigue leyendo